Viejas salinas de Bujalcayado

04 de febrero, 2018 - Proyecto abierto \"Ruinas\" - Comentar -

Salinas de Bujalcayado

Bujalcayado, Guadalajara, España.


A ver cómo empezar, porque esta entrada tiene un poco de historia!

Bueno, resulta que opté por buscar ruinas que pudieran ser interesantes de visitar por el basto mundo de Internet. Y tras varias horas buscando, di con éste blog especializado en pueblos o aldeas abandonadas de Faustino Calderón, un gran compedio de aldeas y poblaciones abandonadas, semi-abandonas de toda España, con un verdadero trabajo de campo basado en testimonios de los que fueran habitantes de éstos lugares "olvidados". Así pues decidí hacer una expedición al lugar, para ver que me encontraba y ver qué iba a retratar. En un principio, el trabajo se centraría en el propio pueblo, Bujalcayado, y sus alrededores... Y fueron esos alrededores los que eclipsaron el objetivo principal: las salinas de interior de Bujalcayado.

 

 

La primera parte de la jornada la dediqué a fotografiar la aldea en sí, sobre todo la zona más abandonada y debastada, que bien parecía una zona de guerra... Tengo que decir, que esta aldea en la actualidad, no está totalmente abandonada, ya que algunas personas han comprado parcelas y han restaurado algunos edificios, incluso la iglesia la encontré cerrada y en proceso de restauración, desconozco si de manos privadas o públicas.

La segunda parte de la jornada, y ya cayendo la tarde, la dediqué a las salinas. Y mientras deambulaba por el lugar haciendo fotografías, me di cuenta al instante que se iba a convertir en una historia aparte...y además iba a querer sacarla antes que la del pueblo! El entusiasmo puede mucho, y también que las fotos del pueblo no salieran como esperaba, pues estoy barajando incluso en volver a hacerlas...

El caso es que aquí os presento, y ahora si entramos en materia! Las salinas de Bujalcayado

Un poco de historia! Según wikipedia, estas salinas funcionaron hasta los años 70, y dieron sustento de sal a toda la zona. El complejo consta de un almacén, dos viviendas, tres norias (desde donde se bombeaba el agua), recocederos y las albercas donde se obtenía la sal por evaporación. Y de dónde venía ese agua, con la suficiente sal para poder ser aprovechable? Pues del río Salado, un río alcarreño que nace en Las paredes de Sigüenza, para desembocar finalmente en el Henares. Su alto contenido en cloruro de sodio (NaCl) se debe a las zonas que atraviesa provista de materiales muy solubles.



Una de las norias de bombeo




El almacén




La estructura del almacén, y sobre todo el tejado, se encuentra en muy mal estado, me dió bastante yuyu entrar dentro, pues algunas de las vigas que soportan la techumbre están agrietadas y algo vencidas... Es un techo que no dentro de mucho terminará por derrumbarse por completo.

Esta parte está ya totalmente hundida


Zona de las viviendas anexadas al almacén, donde parece ser vivían permanentemente algunos de los operarios con sus familias

 

 

 



 

 

 

Únicos vestigios de mobiliario y de "hogar"...


...Y del día a día de las familias. Había muchos cuadernos de ejercicios escolares tirados por esta estancia que parecía ser el salón. Di la vuelta a uno de ellos, y se presentó dicha página



 

 

 

La parte de las viviendas, como podéis ver, está muy deteriorada, y apenas queda nada de lo que fue en su día, el techo da bastante miedo, pero se ve algo mejor que el del almacén. En definitiva, se ve muy sobrecogedor...y contrasta con el esplendoroso día que había afuera con las bonitas vistas del valle y de la campiña.

Ha sido una experiencia, bonita, muy emocionante en todos los aspectos y algo melancólica, pero ha sido un placer haber estado allí e inmortalizar sus partes y zonas, los cuales quizás en breve ya se perderán para siempre.

Deja tu comentario
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

1 + 9 =

Últimas entradas

Categorías